domingo, 14 de agosto de 2016

Pedicura de verano: luce pies en la playa

¿Cómo? ¿A estas alturas del verano y aún no te has hecho la foto de rigor de tus pies en la playa? Eso solo puede ser por dos razones: o no has tenido todavía vacaciones, o no te has hecho la pedicura de verano correspondiente. No te preocupes, ambos problemas tienen solución. Bueno, quizás el primero sea más complicado, pero si no es en agosto será en septiembre... Todo llega, ¡incluso las vacaciones!

pedicura de verano con uñas rojas

Pedicura de verano, no solo cuando llega el calor

Existe la creencia de que cuando se acerca el calor y queremos ponernos nuestras primeras sandalias, allá por junio, basta con hacerse una pedicura y aguantar todo el verano. Y sí, está muy bien ofrecer a nuestros pies el tratamiento adecuado tras los meses de invierno, en que han estado embutidos en calcetines y zapato cerrado -y si lo hacemos en un centro de uñas especializado, mejor que nosotras en casa-, Pero es importante, además, llevar un mantenimiento de la pedicura de verano, realizando alguna más de forma periódica, por ejemplo, a mitad del periodo estival. Porque aunque tú misma te cambies el color de las uñas, no es lo mismo que los servicios que los profesionales de la pedicura pueden ofrecerte. 

Agosto es un buen momento para volver a poner a punto tus pies. Si ya has disfrutado tus vacaciones, los tendrás destrozados después de hacer trekking, running, y patearte ciudades; o resecos de tanto cloro y tanta sal. Es conveniente llevar tus pies a tu centro de confianza, donde les proporcionarán lo que necesiten: un baño de parafina para suavizar, masaje de pies para calmar, pedicura spa para relajar... Hay diversos tratamientos pensados para mejorar la salud y la belleza de tus pies. Una buena pedicura es beneficiosa para nosotros, por dentro y por fuera, porque...

  • Mejora el estado de ánimo gracias a la relajación que favorece
  • El masaje mejora la circulación sanguínea y, por tanto, oxigena el cuerpo
  • Reduce y previene las callosidades y proporciona una piel más suave y tersa
  • Evita la formación de uñas encarnadas
  • Mejora el drenaje linfático y la retención de líquidos



foto de pies en la playa

Y ahora sí, hazte tu foto de pies

Si me has hecho caso, ya los tendrás listos para su posado del verano, al más puro estilo Ana Obregón. Apúntatate a la moda de Instagram, que ya lleva varios años vigente, y márcate un #asísí, un #aquísufriendo o un #piesenlaplaya. Aprovecha para dar envidia a todos tus amigos que ya han vuelto al trabajo. es lo bueno de coger las vacaciones tarde, quien ríe el último... ¡ríe mejor!