jueves, 18 de junio de 2015

Pescado blanco y verdura, la locura de comer bien

Siempre que voy a hacer la compra, además de coger mis verduras preferidas (el verde no puede faltar ni en mi dieta ni en mi nevera), la fruta, las legumbres, etc. paso por la zona marina que digo yo. Expositores llenos de pescado y marisco que te llaman la atención pero que nunca sé si están criados en piscifactoría o no, y os digo esto porque alimentarse bien es tendencia y normalmente, el pescado criado en cautividad, ya sea pescado blanco o azul, contiene más grasa, menos sabor y presenta peor textura que el pescado natural.

La tendencia de comer fruta, pescado blanco, verdura...

Yo no soy de esas personas a las que tanto les gusta la comida rápida, ni tampoco de las que se muere por unas patatas fritas, aunque de vez en cuando algún que otro capricho sí que suelo darme, lo confieso. Como alimentarse bien está de moda, sobre todo por salud, desde hace tiempo me he lanzado al pescado blanco (es el único pescado que me gusta), un producto que me aporta proteínas y fósforo y que puedo cocinar al vapor, a la plancha o ¡en el microondas!.

pescado blanco y más marisco

Después suelo acompañarlo siempre de una pieza de fruta, me da igual que sea manzana, pera, kiwi, etc. ¡me encanta toda la fruta! Pero eso sí, siempre me gusta mirar la procedencia de los alimentos que consumo y comprar productos de calidad, es un pilar básico para una buena alimentación.

Atentos al etiquetado, ¡es fundamental!

Encontrar fruta de temporada o un buen pescado natural no es fácil, hay que mirar bien el etiquetado, pero hay empresas que en su página Web muestran toda la información relativa a sus productos, como hace por ejemplo Boreas, especialistas en pesca sostenible, y eso se agradece. Parece que hayan pensado en mí y en mi manía de mirar el etiquetado.

Por estas y otras razones, a mí me gusta siempre estar atenta al etiquetado del pescado blanco ¡el que tanto me chifla! puesto que además es una forma de saber cómo se ha criado y alimentado ese pescado. Recordad que es mejor el pescado natural 100% ya que no es tratado con antibióticos ni aditivos y mucho menos, es inyectado con proteínas industriales, por lo que se puede congelar el pescado con mayor tranquilidad. Para mí, la manera perfecta de tener siempre pescado en casa para una buena alimentación.